viernes, 29 de julio de 2011

IRONMAN FRANKFURT 2011










Ladrillo de crónica…el que avisa no es traidor…
Segunda vez que cometo la osadía de ponerme en la línea de salida de un Ironman. Sólo los que lo han hecho saben lo que ello conlleva, el esfuerzo y sacrificio. La sensación de cruzar esa meta es inenarrable, pero el camino que lleva a la alfombra roja es duro. Son días y días en los que a veces hacer lo que más te gusta se convierte en una obligación, en una responsabilidad. Todo esto se resuelve en un día. Tus sudores e ilusiones se tamizan en una jornada. Un Ironman es muy grande, grande en ilusiones y satisfacciones, pero también puede llegar a ser estresante y cruel. Te puede golpear duro y ahí sólo queda levantarse una y otra vez demostrando que sí, que te mereces que te pongan esa ansiada medalla, que sí, que puedes colocarte con orgullo la gorrita, la camisetita o la mochila de esa ansiada marca que te delata como uno de esos locos que se entregan a la aventura de disputar y concluir esa prueba mágica.
Ha sido un año lleno de vivencias y alegrías en lo personal, de conocer y disfrutar de buena gente. No he descuidado mi preparación a pesar de la desidia ocasional y a veces los problemas físicos, aunque el nivel ha sido un poco más bajo que la pasada temporada. Se puede decir que no he acabado de encontrarme…Las últimas semanas arrastraba un problema de isquiotibiales que acabó por dejarme en el dique seco. Gracias a las manos de Ángela, primero amiga y luego fisioterapeuta y a las inyecciones de inzitan pude ponerme en la línea de salida. El objetivo de bajar marca varía y una vez más el Ironman te marca las pautas de tu carrera. Ahora estar ahí parece suficiente. Suena el himno alemán y comienza la natación. Nervios compartidos, y sorprendente en mi …cara de felicidad, parece que la lesión me quita la presión. Comienza la batalla: golpes aquí, golpes allí…yo a un ladito…objetivo concluir lo menos cansado posible, las piernas casi ni las uso. Salgo del agua muy muy entero en un tiempo cochambroso para variar…”Hay que ponerse en serio a entrenar la natación” la misma frase de siempre, la que me recuerdan siempre compañeros y amigos…
Llueve. Hace frío. La cara comienza a cambiar. Me pongo una camiseta térmica que lleva litros de agua encima y a la bici. Fueron las dos horas en bici más duras que recuerdo…mi destreza “en mojado” no me permitía mucho, aún así fui dándolo todo cuidando las molestias, pero el frío y el agua hicieron mella…y no paraba de tiritar con una hipotermia que controlé como pude, básicamente usando los recursos naturales del cuerpo…vamos con mi “aguita amarilla”. Que no suene a guarrada porque entre tanta agua no quedaba ni gota…
La lluvia se hace intermitente y paso el primer trago. Ahora llega el reventón de rueda…con las manos heladas y el agua me cargo los desmontables y el adaptador de CO2 se encasquilla. Un amable señor se desvive por darme unos desmontables y una no tan amable juez viene en moto tarjeta roja en mano. “Ironman no help” “ya, ya….señorita no me ve usted como estoy…” Después de “negociar” y ante mi aspecto deplorable decide llamar al servicio técnico y compadecerse. Resumiendo más de 40 minutos parado…Se acabó, hay que terminar como sea…me quedan casi 100kmts. Con las piernas frias vuelvo a la carrera y fuera de sitio intento mantener la cabeza firme y pensar en que hay que luchar.
Al fin llego a la T2, a la “transisión” como dice quien yo se me…Salgo a correr y me encuentro muy “pillado” del isquio, así que me propongo un ritmo uniforme para correr entorno a 4.45-5. Los ánimos de mi gente me hacen luchar. Dan alas. Suenan sus cencerros y sus gritos inyectan la moral suficiente para continuar. Vuelta tras vuelta, chapetón tras chapetón pasan los kmts..no llego ni a 150 pulsaciones, voy tranquilo para no acabar de romperme. Siento la emoción y la alegría de estar viviendo esto una vez más, siento la frustración por la averia, el dolor por la lesión, el cabreo por no poder demostrar el tiempo que valgo, la ilusión por ver a los mios, por llegar a esa meta, siento lo que es un IRONMAN. Llego a esa alfombra. Un decente maratón a ritmo en 3h 35m me deja satisfecho. Todo se detiene y se acelera a la vez…casi no veo, porque no miro. Me miro a mí. Dentro. Veo a mis compañeros de entreno. Esa carretera de la costa. Esa subida a Mijas. La Malagueta, la playa de Fuengirola. Esos rodaje por el hipódromo de Mijas, esa carretera a la Cala…Miro más. Veo a mis alumnos “profe yo también quiero ser ironman!!”… Veo a mi familia que a veces no entiende pero comprende. A mis amigos que me apoyan y me siguen, unos desde Málaga y otros valientes ahí soportando lluvia y frío (gracias, sois muy grandes).Veo a mis Tri-compañeros con los que he compartido una experiencia genial.
12 excesivas horas y 3 minutos. 12 horas de vivencias.12 horas adversidad superada. 12 horas de aventura e ilusión…Veo la meta, voy buscando su regazo y con forma de dulce sonrisa y abrazo sale el Sol.

12 comentarios:

Leon dijo...

Coño Paco, que bonito.
Mala suerte lo del pinchazo, la lluvia y el frio, pero son temas que no se pueden controlar. De todas estas experiencias hay que sacar lo positivo, y sobre todo, aprender aprender aprender...
Cada Ironman es distinto a otro, y son muchas las cosas que tienen que salir bien para que salga como uno se merece, y pocas las que tienen que fallar para que todo se vaya a la mierda.
Lo importante es llegar a meta con la satisfacción del trabajo cumplido, si sale mejor o peor tiempo es muchas veces, y aunque duela, cuestión de suerte.
¡¡¡Enhorabuena Paquillo!!!

Bellotatlon dijo...

Terminar un IM es siempre de enhorabuena, joder vaya carrera y eso que es a finales de julio ya me estrañaba a mi ese tiempo, pero te superaste ante tantas calamidades un abrazo paquillo y a seguir dandole.

Franfri dijo...

Una gesta, se mire por donde se mire. Y lo mejor es que finalmente salió el sol, y seguro que sus rayos te darán energía para afrontar futuros retos.

Felicidades, campeón.

Gustavo Quirós dijo...

Enhorabuena Paco!!! yo siempre digo que lo importante es terminar, está claro que esta prueba además del entrenamiento una parte muy importante es el factor suerte, siempre puede aparecer un duende que nos haga una jugarreta, como tu pinchazo, lo importante es superarlo y llegar a meta. Felicidades por ese nuevo logro.

MIGUEL A. ROLDAN MARIN dijo...

Me alegro por ti paco. Siento no haberte escrito antes. Ya me extraño a mi el tiempo. Ahora lo entiendo todo.
Yo ando liadisimo con la obra de la casa y sacando tiempo para entrenar de donde puedo. Saludos y hablamos en cuanto vuelva. A ver si hacemos un perrillo aquí y nos juntamos algunos amigos. A Alvaro lo he invitado. Tu igual. Hacemos un stage para mejorar la
Natación q te parece??? Cuidate

Carito dijo...

Bien Paco , bien.
Me alegra que a pesar de todo tengas ya en tu cuerpo otro iron man completado.
Por lo que vero el día no acompañaba demasiado, por esocreo que aun tienes más mérito por cruzar la línea de meta.
Bueno descansa y cuidate ahora.
Yo sigo entrenando con este calor terrible para poder terminar el TITAN.
Aunque reconozco que acompaño los entrenos con buenas cervecitas y tapas jejej

Jordi Vila Carques dijo...

Que bueno makinon enhorabuena tío, Al final el día de la carrera solo sirve para darte cuenta de que llegar hasta ahí ha valido la pena. Disfrutalo finisher

Victor (verdes) dijo...

Hola Paco, excelente crónica y excelente Iron Man teniendo en cuenta esas adversidades... Me he inscrito para Roth el año que viene pero Frankfurt me atrae mucho también, ¿cuál te ha gustado más?

Sevillano de las Cañadas dijo...

Joder macho, no se que responder ante tal prueba y esa crónica...ademas de mi gran enhorabuena, decirte que eres un crack!!
Ahora a disfrutar de este valioso esfuerzo...habrá que compartirlo no??
Un fuerte abrazo desde la orilla del Guadalquivir

loreniya dijo...

Bonitas palabras xa 1 bonita persona. No te frustres x las piedrecitas q aparecen en el camino, no todo el mundo consigue lo q tu has conseguido, así q sientet muy satisfecho xq vale mucho lo q has logrado, campeon!!!

Pakito Granada dijo...

Eres la polla, me arrodillo ante tu hombria, ante tu valor, ante tu coraje, ante tus SANTOS COJONES PAISANO!

Para uno como yo que ahora ve una hazaña hacer una maraton en un tiempo tan discreto de 3,36 (ojo llevo solo 4 meses corriendo, todo hay que decirlo), ver como eres capaz de hacer lo de Franfurt pese a las adversidades, pese a la frustracion, pese a todo, joder es que es para quitarse el sombrero...

Mi más sincera ADMIRACION!

Quien nos lo iba a decir de pequeñajos eh, cuando a lo más que aspirabamos era a entrenar con Pepe Cuesta y jugar cada sabado al balomnano con los colegas.

Clari dijo...

puede pasar de todo cuando uno hace esas carreras pero lo mejor es dar lo mejor de uno.. ojala pueda alguna vez sacar pasajes a Frankfurt y competir internacionalmente pero es un poco dificil, mientras tanto disfruto de las maratones de Argentina