jueves, 31 de julio de 2008

Correr con la cabeza


Seguimos con el parón, o como a mi me gusta denominarlo: el "barbecho deportivo". Ya van 10 días y espero alargarlo otros 10. Las circunstancias familiares (con mi padre pachucho en el hospital) estan haciendo estos dias de descanso más sedentarios de lo que esperaba. Apenas he cogido la bicicleta y más que nadar me he pegado un chapuzón. Nada de futbito, ni padel ni badmintón ni na de na. La verdad es que una mañana en el hospital me cansa más que un rodaje largo.
Aprovechando la situación visité al traumatólogo para controlar mi maltrecha espalda. A mi conocidisma hernia l5-s1, mi fiel compañera, parece que hay que añadir algún problemilla más. Resonancia, rx, electromiograma...a ver que dicen los resultados... Claro está que correr, no es del todo beneficioso, pero el caso es que cuando paro me encuentro peor, asi que por poco apropiado que sea...Además mi trabajo me obliga a estar a pie de pista con mis chavales entre conos, balones y aros... Habra que aguantar las molestias.
El título de la entrada viene a cuento de lo siguiente. ¿Hasta que punto se para de correr? Seguimos hablando de entrenos, de caminos nuevos, planificando carreras, mirando tal y cual zapatillas.... Aunque las piernas permanezcan paradas, cabeza y corazón siguen "tragando polvo"y rodando. Aún se ven lejos los madrugones para las carreras, las noches de series en la pista, los rodajes en la malagueta, las cuestecitas de gibralfaro y el morlaco, el pinar de Torremolinos... "llevo los isquios como cuerdas de guitarra" "kiyo, hoy no voy nada" "estoy fatal no he hecho na en to la semana"...y ahí van todos con la lengua fuera. Esto no puede ser bueno...Que poquito queda para que las piernas vuelvan a correr.

4 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Aunque estaremos de vacaciones en Agosto y poco podré entrar en Internet, en septiembre seguiremos leyéndote. Un saludo.

Paco Montoro dijo...

Hola Paco, sobre todo que pase pronto lo de tu Padre. Ignoraba tu blogs, hasta que has entrado en el mío. Es muy posible que nos hayamos cruzado en la Malagueta, el morlaco, etc, es también mi zona habitual de entrenamientos.
Nos habremos cruzado también en Cuevas Bajas y la media de la Calahorra.
He visto tus marcas y seguro que ese parón forzoso ta va a beneficiar para cuando retomes los entrenos.
Gracias por hablar de mi blogs en tu presentación y ya te he linkeado.
Saludos

Paco dijo...

Gregorio me encanta tu blog yo tambien seguire leyendote.
saludos y a disfrutar de las vacaciones.

Paco, fijo que nos hemos cruzado en la playa.La verdad es que no me fijo mucho y con la miopia veo poco, pero al grupete del playas se os ve de lejos..
sigo tu blog desde hace tiempo,me parece muy interesante, el mio es aun "jovencito"y le queda mucho que aprender, como a mi en esto de correr. un saludo

Anónimo dijo...

Te encontré!!
Oye Paquito que me ha encantado tu blog, mu interesante, si señor. Las Fotos, tu aventurillas y tu manera de contarlas( en el fondo eres de letras ).
Además me va a servir para estar más informada de tu paradero.
Pues nada atleta que se nota que disfrutas mucho con este deporte aun así es bueno tomarse un descanso y coger fuerzas, ilusiones y marcarse objetivos.
Así que ya sabes a relajarte.
Mua.
a.silvia